fbpx

Así pasó la Camerata Amadeus y un encantador repertorio de música clásica

La música clásica arribó a Villa General Belgrano ayer sábado 18 para demostrar que no sólo está reservada a los grandes teatros, y que por el contrario, puede llevarse a cabo al aire libre, bajo las estrellas, con un repertorio de música nocturna que en esta ocasión, fue interpretada por la Camerata Amadeus en el marco de nuestras 37 Noches Temáticas.

Con fuerte identidad, el cuarteto de dos violines, piano y chelo, recorrieron diferentes épocas como el Barroco y el Romanticismo. Interpretaron piezas de Mozart como muestra de quien inspirase el nombre que portan.

No se trataron de oberturas o conciertos completos, sino piezas que por su ritmo y melodía generaron enseguida una identidad para conectar con el público presente. Tal es el caso de las “4 Estaciones” de Vivaldi en la que sólo ejecutaron del concierto Primavera el movimiento 1º: Allegro.

Del compositor alemán Johannes Brahms hicieron sonar una danza húngara, para luego pasar por Francia y establecer un intermezzo camarístico solamente con chelo y piano para interpretar el Carnaval de los Animales, más precisamente, el Cisne.

Cerrando la noche, las obras interpretadas fueron clásicos de la reina del Plata, cuna indiscutida del tango: “Por una cabeza”, de Gardel y Lepera, y saltar a Piazzolla con Libertango: una aclamación por la libertad musical y por la creatividad. La despedida fue justamente con el aclamado: “Adios Nonino”.

Sin lugar a dudas, la Camerata Amadeus ofreció un repertorio brillante que bien supo transformarse en un inolvidable momento para el alma.