fbpx

Hablemos de Comidas…

Hablemos de comida. Hablemos de Oktoberfest. Porque en Villa General Belgrano tenemos mucho para ofrecer: Paseos naturales, arroyos, avistaje de aves, productores regionales, cerveza (y mucha), arquitectura centroeuropea, y una gastronomía que te seduce y te invita a probar las exquisiteces de todos nuestros restaurantes. Por tanto, aquí te ofrecemos una guía rápida de algunas de las cosas que vas a a poder probar cuando nos visites…. Y más durante nuestra 55º Oktoberfest que realizaremos del 5 al 15 de octubre!

Dentro del rubro Salchichas tenés las ahumadas y las no ahumadas. De las primeras vas a encontrar las “Knackwurst”, típicas alemanas y aluden al suave “crujir” que hacen cuando las mordés. Las “Berna” son salchichas gruesas, envuelta en queso y panceta, que se sirve en pan de panchos o al plato, y suelen acompañarse con chucrut. Luego tenemos las “Húngaras” que se preparan con páprika o pimentón dulce. Las “Bockwurst” es un tipo de salchicha gruesa, hecha de carne finamente picada, sal, pimentón, y pimienta blanca. El contenido primero es cocido, para luego embutirse. Por último, se la ahúma para conservarse por varias semanas. A raíz de esto, adquiere un color cobrizo típico del proceso.
Ya del segundo grupo, las no ahumadas, vas a poder probar las “Bratwurst” que tienen su origen en un tipo de carne picada de cerdo, y hechas al grillé. Las “Weisswurst” tienen su origen en Baviera, y son bastante blancas. Están hechas por carne molida de cerdo y ternera. En la mostaza encuentra su pareja ideal. En los puestos dentro del Bosque de los Pioneros durante la 55º Oktoberfest vas a conseguir cualquiera de estas propuestas, a las que deberás acompañar con un gran chopp de cerveza.

Vas a poder sumar dos tipos de brochette alemanes, con dos tipos de salchichas ahumadas, panceta, ciruelas secas, cebolla y morrón de tres colores. Sale con papas alemanas acompañadas con cebolla bien picada. Otras variedades de brochettes incluyen duraznos orejones y quesos.

Los platos más elaborados suelen basarse en pastas o carnes.  Los “Knödel” son como ñoquis gigantes. Bolitas elaboradas de distintos ingredientes, como por ejemplo, algunas son hechas de papa, otras de carne, otras de fruta u otros alimentos. Son plato principal, pueden estar rellenas, o agregadas en sopa. Si son dulces pueden servirse como postre. Muy tradicional también son los “Kassler”, o mejor dicho, costeletas de cerdo, y a menudo se sirve con chucrut y puré de papas. El “Eisbein” o  codillo (rodilla) de cerdo cocido. Es cocinado por varias horas hasta lograr un sabor fuerte. Se acompaña con papas, o chucrut.

Claro está que dentro de los clásicos de clásicos vamos a poder degustar el típico Goulasch de ciervo  o de ternera: Una forma de estofado originario de Hungría, que luego fue sufriendo modificaciones que, ante el paladar, no resulta nada desagradable en ninguna de sus versiones.

Indudablemente, visitar a Villa General Belgrano es adentrarse en un mundo gastronómico sencillamente tentador desde los cinco sentidos. Y, si bien aquí disfrutamos a pleno durante las cuatro estaciones, es durante la Oktoberfest donde exaltamos los placeres de una buena comida acompañada por la mejor cerveza.🍺