fbpx

La arquitectura marca la diferencia

Villa General Belgrano se asemeja a una aldea alpina que respeta un estilo arquitectónico centroeuropeo, y que puede observarse al caminar por sus calles. Los típicos techos a dos aguas, tejados rojos, balcones, y ornamentos de madera son una parte de las características que confieren identidad a nuestra “Villa”. Pero desde hace unos años se han sumado también las torres como un bello acompañamiento para admirar.

La Torre del Reloj es el emblema de este tipo de obras con sus 23 metros de altura. Está en pleno centro y acompaña al Salón de Eventos y Convenciones; es un espacio público y puede ser visitada recorriendo los 98 escalones en caracol.

A lo largo de la calle principal se erigen otras torres que desde el ámbito privado se han sumado a darle la actual impronta urbanística que presenta el pueblo. Torres en restaurantes, paseos comerciales y hoteles completan el panorama; cada una con diferentes detalles adornan a través de sus puntas el pueblo… basta con alzar la mirada, y descubrir la belleza que conforma nuestra fisonomía edilicia.■