fbpx

Los secretos del pan dulce alemán

La gastronomía centroeuropea es una de las características de nuestro pueblo, que sumada a la atención de cada  restaurante y confitería obliga a volver. Destaca la salchicha con chucrut, un plato que pareciera estar especialmente diseñado para acompañar la cerveza artesanal.

Las panificadoras locales elaboran para la época navideña el tradicional pan dulce alemán: stollen. Así que en esta ocasión además de preparar la mesa dulce con el clásico pan dulce, se puede optar por esta receta que data del siglo XIV.

Un poco de historia

La actual forma del stollen remite a sus orígenes: asemeja a un niño envuelto en pañales (el «niñito» Jesús). Según relata la historia, de tradición católica, el pan dulce alemán era consumido durante el ayuno de Adviento reservándose para los nobles en sus inicios, y extendiéndose al pueblo luego. Su composición llevaba pocos ingredientes, pero poco a poco se fueron agregando otros, y también ganó mayor popularidad. En la actualidad se reconocen distintos tipos de stollen conforme los elementos que combina. El nombre varía dependiendo la zona de Alemania donde son producidos. Dresde, la capital de Sajonia, celebra hace años esta creación de la pastelería Alemana con «Stollenfest» (fiesta del stollen en alemán).

Podemos decir que cada época del año tiene su fiesta en VGB y una oportunidad para degustar algo rico: en el Oktoberfest se pueden probar, mientras se disfruta de los espectáculos en el Bosque de los Pioneros, variados sabores de cerveza (roja, negra, la cásica rubia y más) con algún plato típico. Por otro lado, la repostería tiene su momento con la Fiesta de la Masa Vienesa (el strudel – remolino en alemán- de manzana y la Selva Negra son los favoritos), y el chocolate es el elegido en la Fiesta del Chocolate Alpino (conocida también por su ceremonia de fondue de chocolate).

Varios locales ofrecen también las galletitas de jengibre y canela (Gingerbread man), además del stollen.

 

 

 

 

 

Fotos: Pablo Pereyra