fbpx

INAL-ANMAT: Retiro Inmediato y Preventivo escabeches marca «Fatto in Casa»

Desde el Área de Fiscalización y Control y el Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Villa general Belgrano se informa:

 

La Dirección General de Control de la Industria Alimenticia perteneciente al Ministerio de Industria, Comercio y Minería del Gobierno de la provincia de Córdoba comunica que INAL-ANMAT pone en su conocimiento que se solicitó el retiro inmediato  y preventivo del mercado nacional de todas las unidades de todos los productos escabechados marca FATTO IN CASA (escabeches de jabalí, de pollo, de pavita, de vizcacha, de cerdo, berenjena y antipasto)

El retiro fue categorizado como CLASE I lo que significa que los alimentos pueden representar un riesgo grave para  quienes lo consuman.

El INAL-ANMAT informó a la población que, por medio de los análisis realizados por la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud «Dr. Carlos G. Malbrán» (ANLIS), se confirmó la presencia de la Toxina Botulínica en dichos productos.

Por lo expuesto se recomienda a los consumidores que se abstengan de consumir estos productos. En caso de haberlo hecho, y presenten alguno de los síntomas iniciales como náuses, vómitos, dolor abdominal, diarrea, visión borrosa, visión doble, boca seca, dificultad para hablar y tragar, realicen una consulta médica inmediatamente. Asismismo, quienes tengan en su poder el mismo para su expendio, cesar su comercialización.

 

♦ ¿Qué es el botulismo y qué síntomas produce?

El botulismo es un trastorno que se produce por las sustancias tóxicas de la bacteria llamada Clostridium botulinum.

Existen tres formas de botulismo: el transmitido por los alimentos -las conservas, por ejemplo, son un ambiente ideal para que se desarrollen estas bacterias-, el botulismo de las heridas -las bacterias se encuentran en una superficie e ingresan al cuerpo a partir de la herida- y el botulismo infantil -comienza cuando las esporas de la bacteria Clostridium botulinum crecen en el tracto intestinal del bebé-.

El botulismo alimentario puntualmente –el que tendrían los casos que está investigando ANMAT– suele manifestar los signos y síntomas entre 12 y 36 horas después de que la toxina ingresa al cuerpo. Entre las principales manifestaciones del botulismo transmitido por alimentos se encuentran la dificultad para tragar o hablar, la boca seca, la debilidad facial en ambos lados del rostro, la visión borrosa o doble, la caída de los párpados, los problemas para respirar, las náuseas, vómitos y calambres abdominales y la parálisis.

 

prensa@vgb.gov.ar